Reglas sociales para empresas

Las siguientes son reglas que parten desde el sentido práctico y la experiencia, pero que nunca están de más tenerlas en cuenta a la hora de implementar una estrategia social.

Buscar “seguidores” no es ir a la caza de un número: Tal vez el error más grave y visible generado por la presión de la cantidad (los números son los que mandan ¿no?). Para hacer más clara la diferencia, un seguidor es una persona que está interesada en la actividad de la empresa, sobre su participación en la red social, que valora su actividad y que está dispuesta a compartir información y actividades de interés con sus círculos. Un seguidor no tiene precio y debe ser captado estratégicamente, no raptado. Es por esto que a los seguidores hay que captarlos con acciones promocionales y una estrategia sólida que aproveche las características de cada red social. Si la empresa va desmesuradamente en búsqueda de un número de seguidores utilizando los conocidos programas para atrapar usuarios o directamente los compra (lamentablemente sucede más de lo que uno piensa), lo único que logrará es que su red de seguidores pierda relevancia. Haciendo las cosas bien y utilizando la creatividad, el número tan deseado llega solo y le brindará el doble de beneficios.

No sentarse en el trono de los reyes: El boom de las redes sociales con las empresas se dio porque las empresas encontraron una manera de interactuar con sus clientes de una manera más personal y focalizada. No importa si la empresa es Coca Cola o el almacén de Don Pepe, en toda estrategia para redes sociales la interacción con los seguidores debe ser la piedra fundamental de cualquier estrategia porque logra la tan preciada fidelidad y aumenta el valor de marca en los consumidores. Por ejemplo, en Argentina las principales compañías celulares son 3: Claro (35% de mercado), Movistar (32 % de mercado) y Personal (31% de mercado). Estas últimas dos compañías mantuvieron una estrategia muy personalizada y avocada a sus seguidores, realizándoles consultas y resolviéndoles diversos problemas con la prestación del servicio. La estrategia de Claro es completamente opuesta y utiliza sus medios sociales solo con fines publicitarios o promocionales. Los resultados en twitter son más que evidentes: Movistar casi alcanza los 40.000 seguidores, Personal supera los 20.000 seguidores y Claro llega tan solo a 1.500 seguidores.

Evitar el “Social Spam”: Estar en las redes sociales no implica compartir hasta la más mínima actividad de la empresa. Hay que seleccionar cuidadosamente cuales son los mensajes principales a transmitir para no saturar a los seguidores.

La estrategia en las redes sociales es una actividad complementaria, no suplementaria: No hay que dejar de lado los demás medios digitales por el simple hecho de estar en facebook o twitter. Son los usuarios los que eligen el medio para seguir a la empresa.

Escuchar lo que me dicen mis seguidores: Tal vez sea uno de los beneficios más grandes y a su vez, menos considerados. Las redes sociales poseen la cualidad de darnos una respuesta inmediata de qué piensan nuestros seguidores sobre la empresa y qué es lo que quieren. Escuchándolos la empresa podrá encontrar falencias en sus actividades o productos, descubrir nuevas oportunidades y hasta desarrollar nuevos nichos de mercado.

Decir una cosa y hacer otra: El mensaje de la empresa en las redes sociales debe ser el mismo mensaje que la empresa transmite fuera de esta. No sirve de nada decir una cosa y hacer completamente lo contrario.

Pensar antes de hablar: Tan importante como en la vida misma. Detrás de todo perfil social de una empresa hay empleados que cumplen con la tarea de representarla en estos medios. Capacítelos para que el mensaje que su empresa quiere transmitir sea fácilmente replicable y no haya distorsiones.

Monitoree sus estrategias: Existen infinidad de herramientas que analizan cada uno de los movimientos realizados en las redes sociales. Préstele atención a los indicadores ya que los números son el mejor aliado para el análisis.

Realice cambios y mejoras constantemente: Los usuarios cada día se aburren más rápido de las cosas. La información viaja a una velocidad nunca antes vista, y lo que hoy es nuevo, dejará de serlo dentro de una semana. Ser creativo es clave para mantener la atención de los seguidores.

Realice campañas exclusivas: Las campañas exclusivas potencian enormemente la expansión social de la empresa y fomentan la acción viral. Una buena acción exclusiva puede llevarlo a quintuplicar la cantidad de seguidores y obtener un buen número de nuevos clientes.

fuente: Socialtomic.com